Acercamiento al conocimiento del doble cuantico, según Jean Pierre Garnier Malet

El desdoblamiento del tiempo y el espacio hace que todo lo que existe sea doble: los universos, las partículas... y los seres humanos! Nuestro doble cuantico es un ser igual a nosotros que vive en nuestro pasado y tiene la capacidad de viajar al futuro a velocídades superlumínicas.

jean pierre garnier malet con su teoría del desdoblamiento revive un conocimiento que fue ocultado a la humanidad. 

El desdoblamiento de los tiempos es hacer una pregunta en un tiempo dado y obtener una respuesta en otro tiempo, pero que puede ser instantánea. Y, como esta ley es algo completamente inclusivo y coherente, se podría definir el desdoblamiento también como la verdad que ha sido dividida o desdoblada en múltiples verdades, con sus opuestos, que han quedado desperdigadas en el tiempo y el espacio.

Pero la verdad es una sola. Única. Y lo opuesto a la verdad es virtual.

Entonces, si hemos investigado un poco a lo largo de ese plano de experiencias, vamos a descubrir a los sumerios, a los egipcios, a los griegos, a los mayas, a los alquimistas,  a los símbolos de la naturaleza que nos hablan con su geometría, al Jesús de los evangelios apócrifos, a los gnósticos,  a una serie de libre pensadores…

De los sumerios nos llega la idea del cambio del genoma de la humanidad cada cierto período de tiempo.  Que el genoma cambia, conservando un porcentaje de datos de la generación anterior. Los sumerios lo registraron en sus tablas: “hay Neanderthal en Cro Magnon…”.  Y del Neanderthal, luego de una serie de ensayos, hay un salto enorme al homo sapiens sapiens… pero se conserva Neanderthal en Homo sapiens sapiens… comprobado! Ingeniería genética en un cambio de ciclo. Un acceso enorme a información muy veloz!

Luego, con  los egipcios, en el Kybalion,  encontramos los 7 principios que rigen el universo desdoblado:

  1. El principio del mentalismo dice que el Todo es Mente: el universo es mental. El Todo es la realidad substancial que se oculta detrás de todas las manifestaciones y apariencias que conocemos bajo diferentes nombres: materia, energía, espíritu. Podríamos decir que somos la manifestación de la energía de un pensamiento. Y si aplicamos el principio de correspondencia, entonces nosotros también podemos crear realidades con nuestro pensamiento. De hecho, somos los creadores de nuestros futuros potenciales.
  2. El principio de correspondencia: Como arriba es abajo, como abajo es arriba. Como afuera es adentro, como adentro es afuera. Si queremos comprender el universo, basta con que dirijamos la mirada a nuestro interior. Y si queremos comprendernos a nosotros mismos, estudiemos el universo. O el comportamiento de las partículas, unas veces como ondas, otras, como partículas. Es lo mismo.
  3. El principio de vibración: Todo se mueve. Todo vibra. Las diferencias entre las diferentes manifestaciones de la materia son una cuestión de grado vibratorio. Algunas cosas vibran a una velocidad, tan alta, que parece que están inmóviles. Y algunas cosas vibran tan bajo que parecen que son sólidas… los pensamientos son vibraciones sutiles que pueden cambiar la materia, que también es vibración a una frecuencia tan baja que parece que no vibra.
  4. El principio de polaridad: Todo tiene dos polos, todo, su par de opuestos. Para manifestarse el Todo, se desdobló en sus opuestos: una pregunta y una respuesta, el principio masculino y el femenino, la verdad y la mentira, el espíritu y la materia.
  5. El principio de ritmo: todo fluye y refluye. Todo tiene ciclos de avance y retroceso. Todo nace y muere. Todo comienza y termina. Todo asciende y desciende. Todo se mueve como un péndulo: la medida hacia un lado es la misma que la medida hacia el otro.
  6. El principio de causa y efecto: Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa. Todo ocurre de acuerdo con la ley. Nada es casualidad, todo es causalidad. El azar es solo el nombre que se le ha dado a una ley desconocida.
  7. El principio de generación: la generación existe por doquier. Todo tiene su principio masculino y femenino. Con el principio de generación, yo puedo “generar” un potencial de futuro, no solo para mí, sino para quien capta la energía de mi pensamiento.

Los griegos nos heredaron su pensamiento y todo su quehacer.  Pitágoras les decía a sus discípulos que había que tener cuidado con lo que pasaba en la noche, refiriéndose a la hora del sueño, la importancia de dormir y soñar. Hay nociones del desdoblamiento de los tiempos en la frase de Platón: “hay que ser el que fue, el que será, para poder ser el que es”. Además el alfabeto griego, para Garnier Malet, es un recordatorio de los 27 pasos obligados de las partículas para el desdoblamiento de los tiempos, que la ciencia llama: “puntos de paso obligatorios”. Las partículas están obligadas a pasar por esos lugares. Y si se realiza una visualización del paso de esa partícula a cada uno de esos 27 puntos, se obtiene el alfabeto griego antiguo que era de 27 letras. La pregunta es: si el alfabeto griego se basó en el desdoblamiento del tiempo, de quién se aprendió esto?, quién le informó a quién?, dice Garnier Malet.

De los mayas, la noción tan precisa del universo y de sus ciclos, que son los 12 períodos de más de 2000 años que completan un ciclo de 25000 años que forma parte del Ciclo de precesión de los equinoccios. Información que manejaban también los sumerios, los egipcios… lo encontramos también en la biblia…

Los alquimistas que buscaban transformar el plomo en oro, pasando por un estadio de putrefacción hasta lograr la plata y seguir en el fuego del atanor hasta conseguir el oro o la piedra filosofal que no es otra cosa que nuestra esencia prisionera como el genio dentro de la lámpara, dirían los gnósticos.

Los gnósticos dicen que nuestro ser esencial, el dios en nosotros, está prisionero de una serie de aspectos que se hacen pasar por nuestro yo, y que ellos designan como factores psicológicos, que tienen atrapada a nuestra chispa divina y no la dejan crecer y manifestarse. Esos factores psicológicos que nos gobiernan,  son la ira, la lujuria, la avaricia, la envidia, la tristeza, el orgullo… Los 7 pecados capitales de los católicos,  pero los católicos los tomaron  de los 12 verdugos de Hermes.

La esencia original se hace una pregunta lógica que inicia el primer desdoblamiento: cómo sería si… y se separa con su pregunta dejando a los universos originales en un equilibrio precario. Con esta sensación de pérdida, se desprenden los dobles o viajeros hasta llegar al plano 1 de la existencia física. Con solo la preocupación por la supervivencia, sin propósito aparente, pero siendo el propósito de la esencia en sí mismos y la misión de un retorno con una obra completada. El propósito es desarrollar el error y vivirlo y para que la esencia lo conozca, debemos retornar con nuestra propia versión.

Vamos a encontrarnos a Jung y su proceso de individuación, a Eric Berne y el guión, a Maslow y su pirámide de necesidades, etc.

Jung nos habla de que llega un momento, hacia la mitad de nuestra vida, en que, si somos conscientes de lo que ocurre, se va a dar el proceso de individuación, esto es, la manifestación de nuestro verdadero ser, el sí mismo, en nuestra vida, y que para que esto ocurra, nuestro ego debe permitirlo. Ese sí mismo es algo más que humano. Es lo divino en nuestra vida.

La esencia se manifiesta en 7 planos de energía, fluyendo en 3 tiempos. Del plano 4 para abajo, somos humanos viviendo la experiencia, y del 4 plano para arriba, tenemos un elemento no humano que se manifiesta. Somos energía en movimiento y somos aquello que gobierna la energía. Somos propósito y energía.

Maslow, un poco más terreno, más dentro del mundo de los desdoblados, nos habla de las etapas de la existencia: la supervivencia, la búsqueda de protección, la búsqueda del amor, la búsqueda de un propósito que le dé sentido a nuestra vida…Los planos 1, 2, 3 y 4…

Cuando esa Verdad se desdobló en múltiples verdades, la parte más interna, la parte más de introspección, quedó en oriente. La referencia a lo externo en todos los sentidos, quedó en occidente.

Por eso, cuando intuímos en nuestra vida que hay más que lo que nos han contado, algo más que lo que nos han enseñado, buscamos el pensamiento de oriente, su filosofía, su ideología. Buscamos también todo aquello que permanece oculto, escondido, con tesis opuestas a las creencias occidentales. Lo que se ha llamado esoterismo. Claro, dentro de ese mundo esotérico hay caminos y caminos, pero todos contienen algo que nos habla, que nos resuena… si dentro de nosotros está despierto algún rasgo de la esencia original, de la que somos parte.

El Jesús del evangelio de Tomás, habla del desdoblamiento: “El día en que eráis uno, os separasteis, mas os hayáis separados. Qué váis a hacer?” Y más adelante: “Cuando hagáis de los dos, uno y cuando hagáis lo de adentro como lo de afuera y lo de afuera como lo de adentro y lo de arriba con lo de abajo y cuando hagas lo masculino y lo femenino ambos en lo mismo, con el resultado que el masculino deje de ser masculino y lo femenino no sea femenino y cuando establezcáis un ojo en el lugar de un ojo y una mano en el lugar de una mano y un pie en el lugar de un pie y lo semejante en el lugar de lo semejante, en ese momento entraréis en el Reino”.  Lógica de la esencia.

La literatura también habla del desdoblamiento, cuando por ejemplo, oímos a Goethe, que hace decir a Fausto: hay dos almas viviendo dentro de mi pecho. O cuando, leyendo a Hermann Hesse, descubrimos que Harry Haller habla de que en su alma convive un hombre con un lobo, y designa los instintos al lobo y los valores al hombre.

Pero, si nos vamos a la ciencia, podemos escuchar a Henri Poincaré que descubrió que había algo así como dos personas dentro de él. Una era la que hacía una operación, buscando una respuesta, y la otra, la que daba la respuesta. Einstein, siguiendo las ideas de Poincaré, descubrió la relatividad del tiempo y nos dio la ecuación de la velocidad de la luz y Stephen Hawkins llegó a una conclusión con  los agujeros negros: si se arroja una partícula dentro de un agujero negro, desaparece instantáneamente, pero si hay un observador que se encuentra dentro del agujero negro, este observador mirará llegar a la partícula durante decenas de años. Cómo es que una desaparición instantánea observada fuera del agujero negro, pueda volverse de decenas de años en el interior? También se ha estudiado que una partícula se desdobla cerca de un agujero negro y una de ellas se va dentro del agujero, la otra se queda alrededor. Para la partícula que está dentro del agujero negro, el tiempo dura años, y para la otra partícula, solo segundos. Durante los años que tiene la partícula dentro del agujero negro, eso le sirve para acumular información que segundos después, la partícula que está afuera del agujero y alrededor, va a recibir. Estas afirmaciones están amparadas por el principio de incertidumbre de Heisemberg  que dice “…que en un instante nulo puedo beneficiarme de una energía infinita”. Pero para la física clásica un desdoblamiento es materia y anti materia, pero si se pone en contacto la materia con la antimateria, solo hay energía, no hay nada más. No se toma en cuenta al tiempo como una variable.

Jean- Pierre Garnier Malet es quien acuñó el término de desdoblamiento del tiempo, que nos dice que como las dos partículas, la desdoblada y el doble, viven a velocidades diferentes, entonces, están en tiempos diferentes. Nuestro cuerpo es dual: somos onda y partícula.

Para nosotros, que vivimos en un tiempo lineal, es difícil comprender que pasado, presente y futuro coexisten. Si yo quiero ganar consciencia tengo que ubicarme en el presente y permitir que los observadores del pasado y del futuro se sincronicen. Así, el pasado se transforma por la lógica del futuro convirtiéndose a la vez en combustible para nuestra evolución. Todo es cuestión de velocidad: el futuro es más veloz, el pasado es más lento y el presente no tiene tiempo. De esta manera, nos alineamos con la esencia original, nuestro verdadero ser.

Como vivimos entre dos tiempos, en uno de los tiempos yo fabrico los potenciales para mis futuros y los futuros de otros, mediante la energía de mis pensamientos. Luego, en otro tiempo, yo recibo la información, o la consecuencia de lo que pensé. Vivimos la consecuencia de lo que pensamos.  Sin embargo, existe también la posibilidad de que vivamos los ecos de pensamientos creados por otros, que los otros no vivieron.  Esa es la clave de esas posibilidades infelices y desagradables que de pronto vivimos por una época o toda la vida entera. Por eso, debemos procurar llegar a vivir los ecos de los pensamientos creados por nosotros. Y eso se logra cuando nos vamos a dormir, interviniendo un proceso natural y buscando la información de lo que queremos vivir al día siguiente. Sueño paradoxal.

La apertura temporal en la que hemos estado como desdoblados, ese ciclo de 25000 años, llegó a su fin. Es hora de regresar a casa. Regresar a casa con nuestra obra terminada. Una obra, nuestra vida desdoblada, que es nuestra versión de lo que fue y lo que no fue. Nosotros somos el propósito de la esencia, debemos comprender eso, y al entregar nuestra obra, vuelta coherente por la energía del campo cuántico, vamos a permitir que la esencia se manifieste en nuestra vida. Sin desdoblamiento, sin necesidad de crear experiencias para la supervivencia, sin distorsiones, con el alma convertida en un puente de unión entre el ser virtual desdoblado y la esencia original, nuestro ser verdadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *