Quién tiene la razón? Quién dice la verdad?

Es angustiante en verdad pensar en todos esos textos, videos, imágenes, blogs, sitios que son considerados conspiranoicos, pero que ellos dicen que no son conspiranoicos, sino que exponen a los verdaderos autores de una conspiración mundial. Esa que nos habla de que estamos siendo esclavizados por una élite formada por 13 familias, que a su vez sirven a un grupo desconocido que ni siquiera es humano, que se alimenta de nuestra energía.

A ver, hagamos un desglose de aquellos grupos o personas denunciantes, que se podría considerar serio, que se podría considerar que no están enfermos:

Corey Goode es un informante que denuncia cómo las corporaciones privadas están lucrando con la idea, y la realidad de los viajes espaciales por medio de un programa espacial secreto. Que hay colonias de humanos en Marte y que hay personas que son esclavizadas y que fueron trasladadas a Marte… Corey es apoyado por Michael Salla, del Instituto de Exopolítica y David Wilcox, que pueden ver en este link: https://davidwilcockencastellano.wordpress.com/

Hace un montón de años, dentro de una serie llamada Informe Científico, dedicaron un capítulo, Alternativa Tres, para exponer cómo habían desaparecido una serie de personas de diferente profesión y nacionalidad y descubren una cinta de video de la Nasa en donde se habla de que los seres humanos llegaron a Marte en 1960. Les pongo aquí el link por si quieren ver el documental:  https://www.youtube.com/watch?v=_WExYRqBC0I. En esta serie se habla de que el planeta está por colapsar debido a que el calor no puede escapar, se queda sin salir creando una temperatura de invernadero. Y se habla de varias alternativas para su solución: bombardearlo con energía nuclear, para que pueda salir, vivir en cuevas debajo de la tierra, y la alternativa 3 habla de que un grupo pequeño, escogido de personas, busque trasladarse a otro planeta, para preservar la especie. Por supuesto que los pobres como vos o como yo, estamos excluidos. El dinero tiene la voz cantante…

Existe un libro: “Ramtha… el último vals de los tiranos”, que habla de los Hombres Grises, para referirse a esta élite de 13 familias que a partir de la ayuda que brindaron a Napoleón, iniciaron una serie de movidas super inteligentes con el objetivo de conseguir poco a poco, tener el poder necesario como para implantar un nuevo orden mundial, una sola moneda, o más bien, eliminación del dinero en papel que no vale nada de por sí, sustituyéndolo por el dinero digital para tener más control sobre los movimientos de todas las personas,  una sola religión, cero fronteras, y un montón de cosas más, hasta llegar a tenernos a todos viviendo en barracas a cambio de un techo y comida.

Suena terrorífico, pero como dice el dicho: “cuando el río suena, piedras trae”. No podemos prestar oídos sordos a este clamor que cada vez agrupa a más personas. No podemos hacerlo porque podemos contribuir a que esto se haga realidad. Digo que podemos contribuir, pero contribuir con nuestra pasividad. Esa actitud de:  “la vida es así, ni modo. El dinero cuesta ganarlo. Hay que pagar intereses porque no queda de otra. El que puede, puede”….

Qué piensan ustedes? Qué piensan ustedes de este caos económico? De las religiones patriarcales? Hay oído hablar de Sofía? Esa energía creadora gnóstica que se sumergió en su creación? Han oído hablar de esa fuente de luz que nos creó? De esos impostores que nos manipulan?

Habría entonces que decir que los textos hallados en Nag Hamadi son conspiranoicos también: el evangelio de Tomás, el de Felipe, el de Judas… Los primeros cristianos eran gnósticos que renegaban de la autoridad de la iglesia, que se oponían a los intermediarios entre la criatura y el dios en que creía.

Los 4 acuerdos toltecas, la teoría del desdoblamiento del tiempo… hay tanto que investigar, que nos habla de un engaño, de manipularnos para lograr un fin.

Cada vez que investigo me convenzo más de la existencia de Dios, pero ese Dios en el que creo, del que formo parte, es el Todo en Todo. No es amoroso porque es el amor.  No es parte de una religión. Es y no es al mismo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *